jueves, 21 de abril de 2011

MICHÉLE ARNAUD & SERGE GAINSBOURG (Les Papillons Noirs) 1966




Michèle Arnaud, nacida Micheline Caré (18 de marzo de 1919 - 30 de marzo de 1998), fue una cantante, productora y directora francesa. Fue condecorada con la Legión de Honor y la Orden de las Artes y Letras.

Después de completar su educación primaria en Cherburgo fue a París, donde recibió un curso en la "Ecole Libre des Sciences Politiques". Ella superó dos grados de Filosofía. A la par de sus estudios, Michèle frecuentaba clubs de cabaret como "Le Tabou" y "La Rose Rouge".

Su carrera musical estuvo activa de 1952 a 1978, estando ligada la mayor parte de ese tiempo a la discográfica EMI

Fue enterrada el 18 de septiembre de 1998 en el cementerio de Montparnasse.

En 1956 Michèle representó a Luxemburgo en el Festival de la Canción de Eurovisión 1956. Según las reglas de la época, cada país debía enviar dos canciones, ya fueran cantadas por el mismo artista o cada una por un artista diferentes. Luxemburgo decidió enviar a Michèle con dos temas, uno "Les Amants de Minuit" y el otro "Ne Crois Pas", el primero un balada y el segundo una canción algo más animada. Ambos temas fueron interpretados en francés. A pesar haber interpretado dos temas, no fue capaz de alzarse con la victoria.

Si hay alguien que se puede considerar la madrina artística de Gainsbourg es Michéle Arnaud, ella fue la primera en confiar en el y en la calidad de sus composiciones. A finales de los cincuenta, ella era una artista consagrada, Gainsbourg se ganaba la vida como pianista en algunos locales de París, se conocieron y ella conoció su obra y a partir de ese momento empezó una colaboración entre ambos, que supuso un espaldarazo definitivo para Serge, amén del apoyo de otro genio de la época, Boris Vian.

Por ese motivo, cuando ella decidió volver a grabar en 1966, tuvo claro a quién recurrir, Gainsbourg le compuso varias canciones, y destacando entre todas, esta maravilla con unos arreglos orquestales prodigiosos a cargo de Michel Colombier; toda una pieza de la mejor orfebrería pop.

2 comentarios:

tecla dijo...

No recuerdo a Michéle Arnaud. Pero me ha gustado mucho su voz.
De hecho, toda la canción francesa clásic me gusta mucho. Esas consonantes guturales y esas erres arrastradas me fascinan.
Me alegro mucho de leerte de nuevo J. Carlos.
Te deseo suerte con este blog.
Un abrazo muy grande.

J.Carlos dijo...

Hola Tecla, muchas gracias por tus ánimos y buenos deseos para este espacio.
La música francesa a pesar de tenerla tan cerca, es casi una completa desconocida en nuestro país. Por eso modestamente me animé a dar a conocer, unas canciones maravillosas que no se merecen estar encerradas en el baúl de los recuerdos.
Se bienvenida y espero que lo disfrutes.
Un abrazo enorme